domingo, 31 de agosto de 2008

Recuerdos de mi niñez en Turrialba.


En el mes de setiembre celebramos el día del niño.

Cuantas cosas vivimos en nuestro Turrialba y cuantos recuerdos tenemos de nuestra niñez. De nuestra escuela, de ir al parque, del matinee a las 2 en el cine America o a las 4 en el Norma jajajaja. De tus amigos, de tu barrio.

Queremos saber tus recuerdos queremos que nos cuentes los recuerdos de tu niñez y conservarlos en este nuestro blog.

El espacio es suyo. Dejenos su comentario y volvamos a ser niños, ojala y siempre.

8 comentarios:

Rafa dijo...

Primero quiero agradecer por que esta página me a permitido estar cerca de mi pueblo, que tuve que dejar hace algún tiempo.
Mi niñez fue rica en anecdotas, fue linda mi niñez sin duda alguna es Turrialba. Recuerdo que iba a la escuela Jenaro Bonilla, alli iba a la numero 1 la que llamaban de niñas, como nos molestaban los de la 2. No olvido el cruzar a la panaderia 12 de abril alli a comprar un boli o una oreja, tambien recuerdo que alli compraba un poquito mas para abajo, creo que ahora esta la POPS alli, la republica pues alli estaba la agencia y en la republica salian los postes de los futbolistas de la epoca. Recuerdo las mejengas en el patio de la escuela y mis compañeros a cada uno los recuerdo con mucho amor.
Turrialba es mi niñez y por eso cada vez que voy lo amo y lo amo mas.
Gracias por permitirme recordad.

zuzurro dijo...

recuerdo cuando mi papá trabajaba en el CATIE y hacían la fiesta para los hijos de los empleados, ver a Colacho entrar siempre me casusaba emoción, recibir el mismo juego de mesa todos los años también jejeje
siguiendo con la navidad recuerdo esa buena época donde mi papá llegaba con varias cajas de manzanas, peras y uvas.. eso era muy esperado por toda la familia, el olor que quedaba en la vieja casa todavía lo recuerdo y no me deja de conmover...
recueerdo ir a "las ventas"(por cierto para nada conocido en ese término en el resto de CR)con mi mamá "venga pablito para que me ayude a jalar las bolsas", auqnue iba a regañadientes estando ahí me encantaba el trato y el olor de todo.
Recuerdo la Ferrolana, Los Cubanos y meter mis manos en los granos de arroz, frijoles y maíz. Recuerdo las caras de todos los que trabajaban ahí, más no sus nombres.
Recuerdo la escuela Jenaro y las calses de Educación Física, que nos llevanan al Gimnasio Municipal hoy Colegio Enrique Menzel... ese traqyecto era divertido, estar en primer grado e ir en fila india por todo Turrialba.
Recuerdo mi segunda escuela, la Mariano Cortés y tener que bajar a pie hasta Calle Puntarenas porque mi buseta nunca pasaba...jejeje eso no era problema pues siempre me gustaba pasar a la Fantasía a ver libros y revistas, o a la venta de discos donde el señor serio se le quedaba viendo a uno con cara de "niño váyase no tiene plata".
recuerdo el paarquecito de la Dominica cuando se pasaba de lado a lado, era bien bonito...
Recuerdo ir a la Dos Pinos los domingos, a la Mônpik en el recreo por los chocobananos de 10 colones, recuerdo ir al Cine América a ver Rocky 4 con mis hermanos pero me quedé dormido... era bonito sentir que lo llevaban a uno alzado, me sentía seguro, querido y una sensación de paz que recuerdo con demasiada nostalgia...

extraño el pueblo y todo lo que implicaba...creo que fue una mal momento para ponerme a recordarsfrlw

Cristian dijo...

Ufffffff
Turrialba, mi niñez. Voy primero a dar gracias por permitirme realizar el ejercicio de recordar. No me imagine que iba a sentir tantas cosas a la vez.
Tengo varios años de vivir lejos de Turrialba pero sin duda alguna nunca he salido de haya.
Mis recuerdos lindos son el parque, cuando me llevaban alli a jugar, recuerdo que iba con mi primo y como sufriamos pues cuando llevabamos bola, la misma se nos iba rodando hasta el fondo por donde esta la escuela y que carreras nos dabamos jajajajaja, ni que decir cuando jugar en el kiosko era la aventura mas grande que existia, subir, bajar, lanzarse desde la parte mas alta y recibir la regañada... jajajajajaja. Algo que no olvido era jugar "chocolas" en el parque y comprar las bolinchas en donde Freddy Royo, que me asustaba con ese voceron, las bolas de plastico las comprabamos alli y cuanto dolia un bolazo con ellas. Son tantas cosas que recuerdo como irme a bañar a una poza en el parquecito alli debajo del puente y ni que decir cuanto me gustaba comerme un helado de palillo al lado del cine norma. El pueblo era nuestro podiamos caminar por donde quisieramos, uff mi Turrialba la de mi niñez la de ahora, cuanto te extraño.

Jorge dijo...

Mi niñez fue 100% en Turrialba. Tuve la gran suerte de crecer en un barrio, y en un barrio no como los de ahora sino de los que su vecino era su amigo era casi como pariente. Creci en el barrio San Cayetano, aunque ya no vivo en él, alli crecí con muchos amigos pero si habian dos... los de siempre, esos que conozco desde que tenia 5 años, Armando y Moro, esos son mis amigos de siempre, con los que conversava con los que jugaba, como nos encantaba jugar carritos jajajaja y llevar aquellos carros por la cuneta, encorvados por todo aquello recorriamos grandes kilometros, quizas no mas de 100 metros jajajaja, ahora no podriamos por la espalda, ni que decir ir a buscar a la pulperia de don Victor o de doña Rosa a buscar cajas para hacer tuneles y grandes autopistas, ni que decir cuando se nos juntaba Rafa a jugar, el famoso mamoye jajajajaja y su mackona eso era increible. Cuanto disfrutabamos ir a la plaza o a las canchas y cuanto disfrutabamos las vacaciones de tres meses, jugando baseball o basket en las canchas, que mejengueadas. Recuerdo a Miguel, Ovis, Rolando "cala", Leo y toda su familia que nos dejaban entrar a su casa como si fuera nuestra. Nunca olvido aquellos futbolines de clavos con ligas y aquellos campeonatos que haciamos jajajaja esta desnivelado, esta desnivelado ese gol no vale, que pleitos y que aventura era jugar centros en la esquina y no pegarnos a nadie, ni que decir cuando la señora del bajillo nos estallaba las bolas, pero siempre conseguiamos otras, "robamos" guayabas, pescabamos tilapias, hicimos de todo, en bici para arriba y para abajo. Podría escribir y escribir pero sin duda ocuparia mucho tiempo para eso. Gracias amigos del barrio por que mi niñez fue inigualable, gracias barrio por que me diste alegrías. Gracias armando y moro por que siempre estuvieron alli. Ya no jugamos como antes pero siempre guardamos en nuestros corazones esa ilusion y esa esperanza de seguir siendo niños y poder sonreir. Dios les bendiga.

zuzurro dijo...

jajaja "esta denivelado, está desnivelado" como olvidar eso? jajaja

recuerdo también Bariio Corazón de Jesús e ir a comer donde mis tíos...ir a buscar cases y limones dulces y comerlos en el corredor, tranquilo...sin nada en que pensar más que sacrale todo el sabor a la fruta... pelar los limones era tan relajante...wow, como deja de hacer uno las pequeñas cosas que lo llenaban de niño---

Anónimo dijo...

Turrialba es mi niñez. Vivi alla toda mi infancia aunque no soy de alla. Recuerdo la Misa de 9 de la mañana y que cruzabamos a la soda La Valencia y comprabamos de todo. Recuerdo como podía ir desde la escuela hasta mi casa a pie y no nos pasaba nada. Era lindo ir a la libreria Linfa y poder ver revistas o tambien me encantaba ir y pasar alla por donde estuvo el faro y pasar a la libreria Fuentes a ver juguetes a o la libreria de al lado que creo que era de don Jorge Segura, poder leer revistas y no comprarlas, recuerdo las de editorial novaro, aestruz, aguila y colibri por sus tamaños. No olvido las papas tostadas que vendian en el pasaje Rojas y Cortes y tampoco olvido los helados de natilla de al lado del cine norma. Como disfrutaba de los Gofios, los tortrix y los marcianitos, sin duda alguna Turrialba me lleno y me hizo en cierta forma la persona que hoy soy. Gracias noble tierra aunque no soy de alli te amo y respeto.

Lucrecia dijo...

Yo estudie en la escuela de Sion y recuerdo que cruzar el puente blanco era todo un acontesimiento, nos ponian en fila y las monjitas nos llevaban hasta el otro lado con gran cuidado y despues de ahi saliamos corriendo a tropel porque a medio dia llegaba el tren, no se para donde iba si para Limon o San Jose, pero llegaba y todo ese sector de las palmeras se llenaba de gente que iba y venia, vendian y compraban, era como una feria que duraba algunos minutos, talvez media hora y despues todo quedaba en calma nuevamente. Cuando podiamos nos ibamos al puente Negro para sentir el poder del tren, aquello era como un terremoto, el movimiento, el sonido, la brisa, todo, creo que ahora no me atreveria a hacerlo, era una experiencia demasiado intensa, con mucha adrenalina que solo una siendo guila se atreve a esas locuras.
Amo Turrialba y soy feliz viviendo aqui, durante unos a;os me fui a vivir a otro pais pero gracias a Dios que me permitio criar a mis hijos en este pueblo y hacerlos gente de bien.

marco dijo...

como turrialba no hay nada igual, es un lugar tan especial por que ahi nos vio nacer crecer y formarmos en hombres de trabajo. recuerdo cuando mis padres me hiban a dejar a la escuela y ahora yo voy a dejar a mi hijo, el tiempo pasa y eso no lo podemos cambiar pero para mi turrialba sigue siendo la misma con una imagen diferente pero es el lugar que nos vio nacer y como ella no hay lugar en el que nos sentamos igual.